Mientras otros se van a Europa huyendo del Fantasma del Descenso, abandonando a su equipo cuando más los necesita, encerrándose, como Doncellitas, en una torre de Marfil individual, El Kun regresa, da la cara y habla de todo.
 

¿Y que Independiente salga Campeon no?

Esto es tener el Pecho Caliente, esto es no ser amargo.