A pedido de la Doncellita y Yes, aca va la nota que les comenté que salió hoy en Clarin.

Por ley, en un pueblo de Colombia se puede ser soltero por un día

Por:  Augusto Rojas<BR>
Fuente: BOGOTA. ESPECIAL PARA CLARIN

SE ARMO LA FIESTA. EN EL POBLADO DE CHAGUANI SE HACEN BAILES PARA CELEBRAR, UNA VEZ AL AÑO, EL DIA DEL SOLTERO.

Lleva muchos años de matrimonio a cuestas Siente que la carga conyugal es más pesada que cobrar un penal, en el último minuto de un juego empatado, en la final de la Copa Mundo Siente desmayo al recordar la frase hasta que la muerte nos separe Si respondió afirmativamente a todo, sepa que en un poblado de Colombia volver a ser soltero es más que un sueño, un mandato de la ley. Pero, como la perfección no existe, el decreto tiene una vigencia de 24 horas y tan sólo una vez por año. Chaguaní es el nombre del pintoresco y apacible poblado colombiano ubicado a menos de una hora, en auto, de Bogotá. Aquí se celebra el Festival del Soltero en el que el alcalde expide un decreto real informándoles a pobladores y turistas que en ese lugar sagrado –y por un lapso de 24 horas– su matrimonio pierde toda validez y que los reproches, pataletas y hasta la paciente abnegación de entrega del matrimonio no tienen justificación.

Según reza el decreto, “es justo y necesario permitir a los casados por convicción, por accidente, por las buenas, por las malas o por cualquier otra circunstancia, sentir nuevamente el placer de la soltería”. A partir de allí, los casados –hombres y mujeres– tienen licencia para volver a disfrutar del estado ideal de todo ser humano , según definición arrojada por encuestas elaboradas en cualquier parte del mundo, y que, obviamente, tomó como muestra a personas casadas. Eso sí, para que la ley tenga mayor alcance, los nuevos solteros deberán asegurarse de estar al lado de sus mejores amigotes de farra.

La ley municipal, cuya validez jurídica poco importa a los cerca de siete mil habitantes del pueblo –y a varios cientos de los visitantes durante este día– establece también que durante la jornada de soltería, las personas encontrarán alivio y salvación de las opresiones e injusticias infligidas en el matrimonio. El objetivo de la ley es que la gente vuelva a divertirse como cuando fue joven y bella. Matrimonio, en muchos hogares es sinónimo de esclavitud, ataduras y aburrimiento. Esta ley da licencia al corazón para que vuelva a latir. Para que revivan esas mariposas que una vez todos sentimos en el estómago y, por qué no, para tener la posibilidad de echarse una canita al aire , aseguró a Clarín Julio Flórez, alcalde del pueblo y uno de los promotores más entusiastas de esta festividad.

Sin embargo, el político aclara que él está felizmente casado y que, en su caso, el día de la soltería lo aprovecha para hacer un alto en el camino y reflexionar –un poco lejos de su pareja– sobre la bella oportunidad que le regaló la vida de encontrar a un ser tan maravilloso para pasar el resto de su vida . Sin embargo, en el caso de otros habitantes –añade con el mismo rostro serio que mostró cuando dijo lo anterior, pero que no logra generar credibilidad–, este día es aprovechado por otros habitantes para hacer un repaso a la historia de su corazón y, por qué no, encontrarse con antiguas parejas y hablar de lo que pudo y nunca fue. Esta celebración es en grande. La gente vuelve a sentirse libre. Es una licencia que se nos permite para hacer y deshacer. Pero este año, como en los anteriores, no han faltado algunos casos en que los esposos se enfrascan posteriormente en peleas y reclamos por uno que otro caso de cachos (infidelidades) , asegura por su parte, Antonio Acosta, uno de los habitantes de Chaguaní –de 76 años, con 56 años de feliz matrimonio–. La idea surgió hace 32 años, cuando los solteros locales aprovechaban el mes de mayo para rezar el rosario y pedirle pareja a la Virgen María. La celebración incluye concursos públicos donde se hace apología de la soltería y que incluyen reinados para elegir al soltero más cotizado , al más mentiroso , al más rumbero , al solterón (amargado) y hasta al más perro (infiel) . También, se le da un reconocimiento especial al Gavilán , aquel que ya entrado en años, tiene fortuna entre las más pollitas (jovencitas).