Ayer cuando lo llamé Al Leñador para despertarlo con la Sopresa de que Sordeling le había ganado nada menos que a Nadal en Roland Garros, me dijo: “Con el nuevo sistema de controles antidopings le va a costar”.

Nadal fue el primero en oponerse a la nueva metodología y Federer (¿Ya Campeón?) el primero en apoyarla.

¿Le pincharon el globo?

Era muy filosa

Era muy filosa