Una particularidad de mi barrio (Banfield) es poseer a este paseador / torturador de perros único.

Mientras sacaba la foto me afanaron el telefono, si saben algo avisen

Mientras sacaba la foto me afanaron el telefono, si saben algo avisen

En lugar de llevar a los perros sujetos a una correa, como todo el mundo, los ata a su particular vehículo, que se mueve por la tracción de los caninos y la de él mismo a través de unos pedales.

El hombre, que tendría que pagar por el esfuerzo de los perros, a quienes trata como caballos cobra, de los generosos dueños suculentas sumas y de varios comerciantes de la zona, quienes premian con publicidad a su simpatico invento.

Viendo esto se me ocurre que podría haber gente dispuesta a pagar para que torturen a sus hijos  o a sus parejas, habría que analizar el negocio y conseguir los sponsors.